El llenamiento del Espíritu Santo

 

Cuando una persona recibe el don del Espíritu Santo, el mismo Dios de gloria viene a morar dentro de su cuerpo (Colosense 1:27). Esta experiencia gloriosa se caracteriza por el fenómeno de hablar en otras lenguas como señal de la venida del Espíritu (Hechos 2:1-4). El Espíritu Santo en nuestros corazones nos llena de poder, nos hace testigos de Jesucristo y sella nuestra salvación. "…Cristo en vosotros, la esperanza de gloria." (Colosenses 1:27)

 

"Cuando llegó el día de Pentecostés, estaban todos unánimes juntos. 

 Y de repente vino del cielo un estruendo como de un viento recio que soplaba, el cual llenó toda la casa donde estaban sentados; y se les aparecieron lenguas repartidas, como de fuego, asentándose sobre cada uno de ellos. Y fueron todos llenos del Espíritu Santo, y comenzaron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les daba que hablasen." (Hechos 2:1-4)

 

 

"Pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra." (Hechos 1:8)

 

"Y no contristéis al Espíritu Santo de Dios, con el cual fuisteis sellados para el día de la redención." (Efesios 4:30)

 

¿USTED ha recibido el Don del Espíritu Santo, con la señal inicial de hablar en otras lenguas según el Espíritu le de que hable?

 

 

 

REGRESAR

© 2019 LA CONGREGACIÓN en San Felipe