No esperó la respuesta…

Updated: Sep 13, 2019


Juan 18:37-38

37 Le dijo entonces Pilato: ¿Luego, eres tú rey? Respondió Jesús: Tú dices que yo soy rey. Yo para esto he nacido, y para esto he venido al mundo, para dar testimonio a la verdad. Todo aquel que es de la verdad, oye mi voz.

38 Le dijo Pilato: ¿Qué es la verdad?

Y cuando hubo dicho esto, salió otra vez a los judíos, y les dijo: Yo no hallo en él ningún delito.

¿Buscadores –– o fabricantes?

Vivimos en un día en que muchos profiesan ser buscadores de la verdad cuano, en realidad, están buscando hacer o fabricar una verdad. Cansados del statu quo ––las cosas como son ahora––, cansados de vivir según las reglas de otros, zarpan sólos, expresando su deso de una Verdad "mayor" o "verdadera". A menudo, terminan por andar de lugar en lugar, de filosofía en filosofía, de iglesia en iglesia en su búsqueda.

De veras sienten que son sinceros ––al menos, hasta donde permiten que sus pensamientos les lleven en esa vena. Sin embargo, cuando se les confronta con la verdadera Verdad, directa y sin adornos tal como se halla en la Palabra de Dios, muchas veces la esquivan y siguen por su camino "sincero", aseverando no haber hallado lo que están buscando.

Poncio Pilato fue uno de estos. Le preguntó a Jesús, en su juicio, si él verdaderamente era Rey, como sostenían sus acusadores que él decía. La respuesta de Jesús fue de lejos más directa de lo que Pilato esperaba: "Tú dices que yo soy rey. Pero yo quiero que sepas que éste es el propósito para el cual nací: para dar testimonio de la Verdad––y todos los que son de esa Verdad, oyen mi voz."

No esperó la respuesta

Al instante, Pilato se siente muy incómodo: está enfrentándose a la cuestión de la Verdad, y él sabe que esa Verdad exige de él una respuesta.

––¿Qué es la verdad?–– dice, encogiendo los hombros…y abandona el ambiente. Ni esperó una respuesta.

De hecho…realmente no quería una respuesta ––porque ésta hubiera exigido de su parte un reconocimiento, y una sumisión a la Verdad. Era simplemente más de lo que él estaba dispuesto a dar.

Con todo, buscó sosegar la conciencia por proclamar en voz alta, ––¡Jesús es buen hombre!

Los verdaderos y sinceros buscadores de la Verdad siempre haran la pregunta: ¿Que és la verdad? Sin embargo, los buscadores sinceros de la Verdad esperarán que Dios les conteste la pregunta –¡y esa es una pregunta que él siempre contestará! Los verdaderos buscadores de la Verdad harán más que simplemente hablar bien de la Verdad (––Ah, sí…esa iglesia…¡muy buena gente!…), sino que la creerán y la obedecerán.

¿Qué de usted? ¿Es usted un buscador sincero de la Verdad?


#pilato #verdad #respuesta #obediencia

12 views
© 2019 LA CONGREGACIÓN en San Felipe